Trabajando en el Laboratorio de Idiomas: Aprender a presentarse

Una de las habilidades básicas del nivel elemental de un idioma consiste en presentarse a uno mismo y comprender las presentaciones de los demás, como inicio de la interacción social. Siendo una las primeras actividades en el aprendizaje de una lengua, no por ello resulta sencilla, ya que implica el trabajo de las competencias de expresión y comprensión oral. En este sentido, el laboratorio de idiomas puede ampliar las posibilidades de aprendizaje con recursos multimedia, así como diversificando la interacción entre alumnos y profesor, o facilitando la evaluación del ejercicio.

El profesor puede plantear una actividad en el laboratorio escogiendo entre vídeos de presentaciones: por ejemplo, en inglés, o en francés. Seleccionando las funciones de Optimas, el profesor puede lanzar el vídeo a los alumnos, o bien vídeos distintos a grupos que haya creado previamente. Cada estudiante puede reproducirlo como desee durante el tiempo establecido, repetirlo, pausarlo, etc.

Tras una primera fase de comprensión oral, el profesor puede enviar un cuestionario creado con el procesador de textos, preguntando por los datos de cada uno de los intervinientes: ¿a qué se dedica Jonathan?, ¿ha vivido Marie en Marruecos? La función “enviar y recibir archivos” permite recoger todas las respuestas en el tiempo disponible, y así poder comprobar el nivel de comprensión de los vídeos.

A continuación se abre completamente el espacio para la interacción en clase, dividiendo el aula en parejas (consecutivas o aleatorias) o en grupos de tres alumnos para que cada uno de ellos se presente oralmente a los demás. Para ello, el profesor puede habilitar las funciones de escucha, evitando su desplazamiento en el aula y supervisando a cualquier alumno, e intervenir desde su puesto en cualquier momento para preguntar, guiar o corregir. Además, a efectos de una evaluación completa, la tecnología Optimas permite la grabación simultánea de todas las conversaciones, que pueden ser guardadas y reproducidas posteriormente.

Otra opción es la práctica de la expresión escrita en tiempo real a través de las funciones de chat. Esta posibilidad permite trabajar competencias no orales si el profesor las considera prioritarias, comprobando la precisión léxica, sintáctica y ortográfica de una tipo de comunicación igualmente espontáneo. En ocasiones puede ser una alternativa a los diálogos para grupos de alumnos que lo necesiten, en el marco de la atención a la diversidad.

Las actividades de presentación no se deben limitar a frases informativas sobre la identidad de cada alumno. Así, los vídeos deben incluir datos adicionales para que los estudiantes se animen a hablar de sus gustos y preferencias, de sus aficiones, de su pasado y de sus proyectos. De esta forma se amplía la campo léxico y las formas verbales que deben utilizar para hablar de sí mismos y para averiguar los datos de interés de sus interlocutores, en el marco de una metodología de aprendizaje predominantemente comunicativa.

Acerca de Bilingüísmo y tecnología

Blog dedicado a todos los profesores y personas relacionadas con la educación y los idiomas, que busquen nuevas técnicas de enseñanza o mejorar las suyas.
Esta entrada fue publicada en Laboratorio de Idiomas, Recursos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *