Ser bilingüe mejora la salud mental y protege de la demencia

Las ventajas del dominio de varias lenguas a nivel individual se ha ido acentuando en los últimos tiempos por mor de los cambios económicos y políticos en favor de la internacionalización de procesos y transacciones. Las facilidades para la movilidad geográfica y el papel globalizador de Internet van a la par en un sentido irreversible. Con todo, varias líneas de investigación están revelando los factores cognitivos que el bilingüismo favorece en el individuo de forma intrínseca, y que ayudan a enfrentarse a retos personales más particulares.

Una estudio dirigido por el Laboratorio de Desarrollo Cognitivo de la Universidad de York en Toronto (Canadá) asegura que hablar dos idiomas mejora la salud mental y protege contra los síntomas de la demencia, informa el diario Levante-EMV. Asimismo, de los resultados se infiere que el aumento de la diversidad de las poblaciones en el mundo puede afectar positivamente en la capacidad de recuperación del cerebro adulto.

En palabras de la coordinadora del estudio, la doctora en psicología Ellen Bialystok, “estudios previos sobre el bilingüismo hablaban del efecto beneficioso en el desarrollo cognitivo de los niños”; y apunta: “nosotros revisamos estudios recientes que utilizan tanto los métodos conductuales y de neuroimagen, para examinar los efectos del bilingüismo sobre la cognición en adultos”. El equipo de Bialystok expone que las personas bilingües pueden reconfigurar y fortalecer sus redes de control cognitivo mediante su uso habitual, lo que mejora la flexibilidad mental y la capacidad de adaptarse a los cambios, ayudando a procesar la información de manera eficiente.

Los estudios también sugieren que el bilingüismo mejora la “reserva cognitiva”, esto es, el efecto protector que la estimulación mental ejerce en el cerebro. Bialystok especifica que “la experiencia a lo largo de la vida en la gestión de dos idiomas reorganiza redes específicas del cerebro y crea una base eficaz de su control ejecutivo”. El papel de la reserva cognitiva incluye el retraso en la aparición de los síntomas de la demencia en las personas que la sufren. Subrayan los investigadores que “esta idea se apoya en estudios sobre personas bilingües que experimentan la aparición de la enfermedad años más tarde que los monolingües”.

El bilingüismo es, pues, una verdadera forma de mantener la mente activa, lo que, a su vez, retrasa la llegada de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y la demencia. Además, está comprobado que aprender cualquier sistema de significado, como la lengua de signos o leer partituras, tiene efectos positivos en la lucidez de las persona a lo largo de los años.

Acerca de Bilingüísmo y tecnología

Blog dedicado a todos los profesores y personas relacionadas con la educación y los idiomas, que busquen nuevas técnicas de enseñanza o mejorar las suyas.
Esta entrada fue publicada en Noticias y Foros y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *