¿Sabías que el bilingüismo modifica nuestro cerebro?

El cerebro humano siempre ha despertado una enorme curiosidad y es uno de los grandes desconocidos por la ciencia. El estudio de su funcionamiento es importante, por ejemplo, para adelantarnos a determinados tipos de enfermedades como el Alzheimer. Sin embargo, desde Bilingüismo y Tecnología, lo que más nos interesa es el funcionamiento del cerebro al aprender inglés como segunda lengua. ¿Cómo deberíamos enfocar el aprendizaje de inglés para niños?

La capacidad de aprender idiomas reside en el hemisferio izquierdo del cerebro. De hecho, el aprendizaje de una lengua depende de las conexiones entre regiones de ese hemisferio, concretamente reside en el fascículo arqueado del cerebro, y en las conexiones en esa zona, que condicionan el aprendizaje de nuevas palabras. Así que ya sabemos quién es el responsable de nuestras dificultades (o no) en el aula de inglés.

Según estudios neurológicos, parece que el aumento en la fluidez verbal se ve reflejado en el grosor de nuestra corteza cerebral. Es decir, un cambio cognitivo tiene influencia a nivel físico, hasta el punto de que nuestro cerebro empieza a ganar tamaño. Una de las teorías al respecto indica que las neuronas que no son utilizadas se retraen, y que por el contrario, cuando se ponen en uso, lo hacen sin interferencias entre ellas. Por esta razón ganan en efectividad comunicativa.

Sin embargo, también parece que el bilingüismo tiene una edad ideal: a los niños de hasta 7 años les resulta mucho más fácil aprender dos idiomas; a partir de los 8 el aprendizaje se hace un poco más lento, aunque por supuesto que pueden alcanzar el bilingüismo, especialmente con el apoyo de la tecnología y un laboratorio de idiomas con todos los recursos a su alcance.

En la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona existe un grupo de trabajo centrado en responder a estas preguntas: ¿son más inteligentes las personas bilingües?, ¿están sus cerebros más preparados para los desafíos? La principal diferencia entre un cerebro monolingüe y otro bilingüe es la mayor capacidad de toma de decisiones del bilingüe. ¿Por qué? Porque constantemente el bilingüe está eligiendo entre una lengua y la otra, lo que los hace más flexibles y adaptables. En ese mismo sentido, también se han extraído conclusiones como que los bilingües tienen mayor capacidad de concentración en una tarea y de aislamiento de las interferencias del exterior.

Desde Bilingüismo y Tecnología, proponemos sacar el máximo partido a la edad ideal para conseguir hablar una segunda lengua: la infancia, ya que también es el momento idóneo para asimilar el funcionamiento de las novedades tecnológicas. Disponemos de programas para aprender inglés con toda la tecnología y las técnicas de inmersión lingüística y apoyo necesarias para ello. Para verdaderamente beneficiarte de todas las ventajas del bilingüismo.

Esta entrada fue publicada en Bilingüismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *