7 ventajas de introducir las nuevas tecnologías en el aula

El modelo educativo tradicional de la “Clase magistral” donde el profesor coge el libro de texto y explica a sus alumnos lo que deben aprender y ellos anotan rápidamente en sus cuadernos lo que entienden y copian ejercicios de la pizarra ya es historia. La forma de enseñar a nuestros niños y jóvenes está pidiendo un cambio a gritos.

Cada día muchos profesores nos cuentan lo difícil que es mantener la atención en clases; y padres y alumnos se quejan de que se pretende que los niños sean una enciclopedia de conocimiento que muchas veces no utilizarán nunca más en su vida.

La forma en la que aprenden nuestros niños y jóvenes ha cambiado. Muchas veces nos preguntamos como un niño que apenas sabe andar o hablar sabe manejar un tablet con total precisión; o porque los jóvenes lo investigan todo en Google que “sabe más que sus padres”.  Seguramente te ha pasado que no sabes hacer funcionar un aparato electrónico nuevo que compraste y tu hijo sin haber leído ninguna instrucción lo conecta y lo hace funcionar sin ninguna dificultad.

Está claro que de muchas cosas saben más que nosotros, pero aún así necesitan aprender muchas cosas más, que cada profesor debe enseñarles, y que les ayudarán a ser hombres y mujeres exitosos. Pero ¿Cómo enseñar para que el conocimiento transmitido lo aprendan sin que les resulte una carga y ese conocimiento les acompañe toda la vida?

Como padres y profesores queremos contarte  nuestra experiencia en enseñanza utilizando las nuevas tecnologías. Te va a encantar porque no necesitas ser nativo tecnológico y de una manera muy fácil podrás crear clases que dejen huella en tus alumnos.

El papel motivador sigue estando en tus manos como profesor  aunque dejarás de ser la única fuente de conocimiento y pasarás a ser un guía experto en el mundo del conocimiento utilizando contenidos y recursos que para ellos son su día a día.

Las nuevas tecnologías te ofrecen:

1- Alta participación de tus alumnos, incluso los alumnos menos participativos pueden hacer preguntas sin miedo al entorno.

2- Alto grado de personalización, ya que puedes a cada uno exigirle diferentes tareas según sus aptitudes. También las nuevas tecnologías te permiten conocer preferencias, dudas e inquietudes de cada alumno y adaptar la enseñanza a lo que les interesa en el momento sin dejar de dar tu materia.

3- Rápido intercambio de información ya que desde tu escritorio en tiempo real sabes que está haciendo cada alumno, puedes enviar mensajes, correcciones en línea, ayudas, reorientar la actividad, etc.

4- Organizar clases multitasking pudiendo utilizar diferentes soportes para enseñar el mismo tema de forma fácil: libros, vídeos, cuestionarios, juegos…da rienda suelta a tu imaginación.

5- Aprendizaje colaborativo donde puedes crear grupos de trabajo con metas y objetivos creando un entorno de comunicación y respeto entre los alumnos ofreciendo tiempo para debate y contraste de ideas.

6- Herramientas de evaluación, autoevaluación y coevaluación que hacen crecer a los alumnos y facilitan el trabajo al profesor.

7- Fomenta la creatividad en el aprendizaje lo que permite lograr un aprendizaje que dure para toda la vida.

Seguro que después de leer este post estarás más que motivado para darle un giro a la forma de enseñar y ser pionero en el cambio.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias y Foros, Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *