El laboratorio de idiomas como potenciador de la inmersión lingüística

Partimos de la base que el compromiso para avanzar en aprender inglés está adquirido. Pero ello implica además trabajo y constancia. A partir de ahí, se inicia el camino. Por todos es bien sabido que la mejor manera de aprender un idioma es la inmersión lingüística, lo que implica rodearte y envolverte en el idioma. Y si esta inmersión viene reforzada por la presencia de un laboratorio de idiomas, los resultados se optimizan. Desde Bilingüismo y Tecnología, te explicamos esta sinergia con detalle.

 

Qué aporta un laboratorio de idiomas

Para hablar bien inglés hay que estudiarlo intensamente y con constancia. Esto no es tarea fácil, por eso es muy importante la motivación. Un laboratorio de idiomas aporta mucha más eficacia que la enseñanza tradicional, y por tanto más resultados y más motivación del estudiante. Gracias a actividades orales en grupo y combinadas con recursos multimedia, se fomenta la participación de los alumnos y se potencia la parte práctica, pilar fundamental. La teoría es importante, pero la práctica es lo que realmente afianza el conocimiento.

Un laboratorio de idiomas integra muchas actividades diferentes, a través de la utilización de material multimedia y todo tipo de software para aprender inglés. Es decir, el aprendizaje puede llevarse a cabo a través de infinidad de tipos de materiales didácticos, todos los soportados por la tecnología, pero buscando siempre la máxima calidad de los mismos.

 

¿Cómo rodear a tus alumnos, envolverlos y sumergirlos en la burbuja de un idioma como el inglés? Claves:

  • Intenta que piensen en ese idioma, ponedlo en práctica escribiendo un e-mail, escuchando música o la radio.
  • Tener compañeros motivados es también un elemento importante, tener a alguien con quien puedas hablar, observar sus avances y que esa persona observe los tuyos. En cuanto veas que puedes mantener una pequeña conversación con otra persona, la recompensa te motivará aún más.
  • Motívalos para que usen el nuevo idioma, el inglés, de forma creativa: divertirse aprendiendo es una muy buena idea. Componer una canción, escribir una historieta…
  • Transmite que no se debe tener vergüenza. Arriesgarse y no tener miedo a cometer errores. Nunca hablarán inglés si no se exponen a fallar y a situaciones embarazosas: que no duden en hablar con un nativo en inglés, pedir la comida, hacer chistes…

 

La inmersión lingüística facilita el bilingüsimo

El objetivo es desarrollar con la mayor naturalidad las cuatro habilidades básicas para comunicarnos: la comprensión auditiva, el habla, la lectura y la escritura. Desde Bilingüsimo y tecnología, proponemos el laboratorio de idiomas como potenciador de la inmersión lingüística, para sacar el máximo rendimiento de nuestras capacidades y conseguir el bilingüismo.

 

Esta entrada fue publicada en Laboratorio de Idiomas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *