Hablar dos idiomas mejora la agilidad mental y las capacidades lingüísticas

Un estudio reciente de la Universidad de Strathclyde, en Glasgow, ha demostrado que los niños bilingües tienen ventajas en el aprendizaje, mejores habilidades para la resolución de problemas y más posibilidades para el pensamiento creativo. El doctor Fraser Lauchlan, profesor de la Facultad de Psicología y Salud, ha llevado a cabo un conjunto de pruebas a alumnos de primaria para comprobar varias hipótesis sobre los efectos de la educación bilingüe, en una afán de despejar dudas sobre posibles efectos negativos a nivel cognitivo en este tipo de estudiantes.

El equipo de Lauchlan ha comprobado que la enseñanza bilingüe en lenguas consideradas “minoritarias” también aporta los beneficios demostrados en investigaciones anteriores con idiomas de mayor presencia internacional. De hecho, se sigue constatando que la enseñanza plurilingüe fomenta el desarrollo neuronal y, con ello, los “caminos alternativos” en la resolución de problemas. Con todo, las conexiones neuronales también se pueden ampliar a través de otros aprendizajes activos, aumentando las asociaciones cerebrales para integrar y almacenar la nueva información más rápidamente.

Este estudio comparativo de alumnos bilingües ha demostrado las ventajas en varios sentidos. Por una parte, existen beneficios no lingüísticos, ya que se revela una mayor capacidad para resolver problemas matemáticos, así como efectos positivos en la creatividad. Los estudiantes mostraron más agilidad mental tanto para cambiar rápidamente de tarea como para buscar soluciones a conflictos de diversa índole. Por tanto, la atención selectiva es más eficiente, lo que probablemente está relacionado con la facilidad para pensar y alternar entre dos idiomas.

Además, en el vocabulario de los niños bilingües los resultados de comprensión fueron superiores a la media: en efecto, es mayor el detalle en sus definiciones y la riqueza léxica general. En estudios previos se ha observado que en las personas bilingües se activan zonas especiales en el cerebro, en lo que se ha llamado “el sello bilingüe”, y que en un futuro próximo probablemente explicará estas ventajas en mayor profundidad.

Es conocido que el bilingüismo ayuda a aprender otros idiomas, en buen grado porque al cerebro le resulta más fácil activar la búsqueda de similitudes etimológicas y sintácticas, así como por la facilidad para procesar información novedosa. Así, el contacto con más de una cultura crea vínculos y fortalece el sentido de la comunicación, lo es especialmente válido en la educación de los niños y constituye un factor que perdura a lo largo de la vida. Tal y como se ha apuntado, los efectos neuronales son múltiples, y los beneficios sobre la memoria serán también relevantes en el desarrollo de la vida adulta.

Acerca de Bilingüísmo y tecnología

Blog dedicado a todos los profesores y personas relacionadas con la educación y los idiomas, que busquen nuevas técnicas de enseñanza o mejorar las suyas.
Esta entrada fue publicada en Noticias y Foros y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *