Formas de usar la tecnología para aprender un idioma

Desde bilingüismo y tecnología, sabemos que los idiomas son cada vez más importantes y en países de habla hispana, aprender un idioma o dos está a la orden del día. Así, los centros de educación están innovando sus métodos y aplicando novedades tecnológicas para potenciar su aprendizaje y sacar el máximo partido de estudiantes y docentes.tecnología para aprender un idiomaEn el uso personal, ¿cuáles son las formas más conocidas de usar la tecnología para aprender un idioma?

  • No hay mejor forma de aprender un idioma que implementarlo en las actividades ocio. Y es que no es novedad que ver series, películas, la televisión o escuchar música en el idioma que estás aprendiendo es una forma estupenda de mejorar la comprensión. Puedes empezar con subtítulos en castellano para mejorar la comprensión, pero mucho mejor atreverse con los subtítulos en ese otro idioma.
  • Cambia la configuración del idioma en tu tecnología, ya sea en el teléfono, la tablet, el ordenador y hasta el GPS. Es la oportunidad perfecta de introducir y utilizar nuevo vocabulario para hacer cosas cotidianas. A largo plazo sus resultados, se notarán.
  • Uso de redes sociales que permiten el contacto directo con personas de otros países. Interactuar con ellos, mantener conversaciones y hablar sobre las particularidades del otro idioma. Aprender inglés es mucho más sencillo con los avances tecnológicos y mantener el contacto con personas que hablan otro idioma.
  • Combina el aprendizaje del idioma a través de la instalación de apps que te facilitarán el aprendizaje de otro idioma de forma didáctica y divertida.

En el ámbito educativo, una manera de sustituir la finalidad de todas de estas formas de usar la tecnología para aprender un idioma,  son los laboratorios de idiomas como los de RoycanTransformar un aula de informática ordinaria, y combinar hardware (equipos informáticos y audiovisuales, mobiliario) y software para obtener el máximo rendimiento académico del aula de informática.

Es un sistema basado en una tecnología flexible que se adapta a las necesidades de cada docente, trabajando con los diferentes métodos de idiomas en la forma elegida en cada momento. Permite interactuar y motivar a la clase, un feedback inmediato de los resultados y la posibilidad de implementar recursos personalizados para el trabajo en equipo e individual.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *