Cuatro cosas que no sabes de un Laboratorio de Idiomas

Aprender idiomas es una de las materias que en los últimos años ha ganado más terreno dentro de la educación. El Bilingüismo -o multilingüismo-, como método de enseñanza consigue que los alumnos tengan un nivel de competencia con el lenguaje mucho más alto que con métodos tradicionales.

giphy

Es hora de actualizar tu aula...

De hecho, en cierta forma aprender, un idioma se puede comparar con hacer deporte o con tocar un instrumento musical. Los conocimientos teóricos son importantes pero de poco nos servirán si no priorizamos la parte práctica. Y ser buen nadador requiere mucha práctica, al igual que tocar el piano.

Las formas de enseñar conservadoras que se basan en copiar en la pizarra o memorizar verbos irregulares de forma repetitiva cada vez dan menos resultados. De poco sirve saber conjugar el verbo “to drink” si después los alumnos son incapaces de utilizarlo correctamente en una conversación real.

IMG_7322

Por eso, las aulas de idiomas que se están instalando hoy en día en los centros educativos aportan todo lo necesario para que el profesor construya un entorno adecuado en el que los alumnos puedan vivir una inmersión real en el idioma. Hablarlo, leerlo, escribirlo y también escucharlo, de forma personalizada e interactiva con otras personas, con materiales multimedia ricos y variados. Esto es: un verdadero Laboratorio de Idiomas.

Por ello queremos repasar cuatro puntos fundamentales sobre los Laboratorios de Idiomas:

1. ¿Qué es, exactamente, un Laboratorio de Idiomas?

El laboratorio de idiomas es un conjunto de equipos y tecnologías diseñados especialmente para que los estudiantes ejerciten sus habilidades lingüísticas. Se trata de un entorno pedagógico creado a partir de:

  • Ordenadores.
  • Auriculares con perfecto aislamiento acústico e micrófono incorporado.
  • Equipamiento multimedia auxiliar: pantallas interactivas, megafonía ambiental, etc.
  • Mobiliario especial para albergar todos estos equipos.

1

Respecto a las características funcionales, el Laboratorio debe permitir, entre otras:

  • Diseñar ejercicios personalizados para los alumnos a partir de cualquier tipo de material didáctico.
  • Generar situaciones conversacionales entre alumnos en tiempo real, a través de grupos o parejas y también de forma individual con el profesor.
  • Control total del aula por parte del profesor: escucha y supervisión remota, control de los ordenadores, etc.
  • Herramientas para la grabación y posterior evaluación de la actividad de los alumnos.

ROYCAN VIDEO CORPORATIVO Y OPTIMAS (89)

Optimas School es un sistema que crea un entorno 
idóneo para la inmersión lingüística en el aula.

2. ¿Qué material puedo usar en el Laboratorio de Idiomas?

El Laboratorio debe permitir utilizar cualquier tipo de material didáctico, sin estar limitado a un solo tipo ni, mucho menos, a un método de enseñanza concreto. Hay tres fuentes de materiales al acceso de cualquier docente: material reciclado, material adquirido a terceros y material creado por el propio profesor,

  • Material antiguo: Recíclalo.

Cuando un centro se decide a instalar un Laboratorio de Idiomas, debe pensar en que los profesores deberán poder seguir utilizando el material con el que han venido trabajando hasta ahora, con el que han obtenido buenos resultados y con el que se encuentran cómodos. Por eso el Laboratorio debe permitir volcar y reutilizar este material, reaprovechándolo y aportando nuevas fórmulas para su rentabilización.

  • Material exclusivo para Laboratorios de Idiomas.

El avance de las TIC en educación es imparable y las editoriales lo saben, por lo que hoy en día es habitual que faciliten material digital junto con los libros de texto. Incluso algunas editoriales ya incluyen ejercicios multimedia pensados específicamente para su trabajo en el Laboratorio de Idiomas.

  • El docente como creador de materiales

Actualmente, la cantidad de medios y recursos al alcance de cualquier docente es ilimitada, especialmente a través de Internet. En Internet hay de todo y si buscamos bien podemos encontrar un sinfín de plataformas, bibliotecas y centros de recursos dedicados específicamente a la educación, donde encontraremos material preparado para utilizar en el Laboratorio. Por citar algunas:

3. La función del docente en el Laboratorio de Idiomas

Aunque un Laboratorio de Idiomas suponga un gran adelanto en las aulas, el profesor sigue siendo el auténtico director de orquesta. La tecnología no solo no lo sustituye sino que es más importante que nunca.

O

De hecho, los ordenadores, el software y los materiales multimedia no son más que herramientas con que cuenta el profesor para que sus alumnos se motiven y aprendan. Esta tecnología no hace nada más que “alargar” los brazos y la mente del profesor para llegar más fácilmente a sus alumnos y alcanzar los objetivos pedagógicos propuestos.

Lo que sí es cierto es que, en muchos casos, el profesor debe hacer un esfuerzo extra para adaptarse a este nuevo medio, familiarizarse con el trabajo en un entorno interactivo multimedia. Sin embargo, esto es algo cada vez más común y normal en nuestro día a día, por lo que prácticamente es la evolución natural de los docentes.

4. ¿Existen diferentes tipos de Laboratorios de Idiomas?

Sí, existen diferentes tipos y variedad de modelos según el fabricante. Pero para que sean auténticos Laboratorios de Idiomas todos ellos deben tener las características anteriormente comentadas. En cualquier otro caso, pueden ser aulas informatizadas, laboratorios de autoaprendizaje, aulas multimedia con software de idiomas, etc. pero no Laboratorios de Idiomas en el sentido estricto del término.

En líneas generales y a nivel de equipamiento, podemos distinguir dos tipos fácilmente reconocibles: los laboratorios configurados en forma de aulas completas y los laboratorios portátiles.

DSCN8572

Masterlab21 es una instalación que cumple con todas las funciones 
de un verdadero Laboratorio de Idiomas. En la foto puedes ver 
la instalación de Salesianos Atocha en Madrid.

El primer tipo se trata de una instalación completa, equipada y configurada desde la base como Laboratorio de Idiomas, incluyendo todos sus elementos desde el mobiliario, las redes informática y eléctrica, los ordenadores y otros elementos multimedia. Todo este equipamiento ha sido diseñado como un todo, como un sistema global para proporcionar un entorno específico e idóneo para la enseñanza de idiomas, aunque generalmente el centro educativo lo rentabilice también para impartir otro tipo de disciplinas.

Los laboratorios portátiles, por el contrario, permiten la adaptación de cualquier aula con ordenadores a la enseñanza de idiomas. Normalmente son auto-instalables y permiten al centro reaprovechar infraestructuras existentes, con una menor inversión pero sin sacrificar la funcionalidad.

IMG_0648

pack_bolsa

easyLAB no requiere equipamiento ni mobiliario especial y puede
 ser instalado sobre cualquier aula de informática con unos 
mínimos requerimientos técnicos. Un ejemplo perfecto de 
Laboratorio de Idiomas portátil. La Universidad de Princeton,
 EEUU, sabe lo util que resulta easyLAB.

Acerca de Bilingüísmo y tecnología

Blog dedicado a todos los profesores y personas relacionadas con la educación y los idiomas, que busquen nuevas técnicas de enseñanza o mejorar las suyas.
Esta entrada fue publicada en Laboratorio de Idiomas, Recursos, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cuatro cosas que no sabes de un Laboratorio de Idiomas

  1. ramon saez dijo:

    Me gustaría recibir más información como esta. Buen trabajo.

  2. Carmen Hernandes dijo:

    Interesante. Comparto.

  3. Pingback: Cómo convertir el aula de informática en un laboratorio de idiomas - Bilingüismo y TecnologíaBilingüismo y Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *