Aprender inglés con música (Parte I – Introducción)

El inglés puede ser muy divertido si ponemos en marcha medios diversos, entre ellos la música. La música hace más amena la adquisición del nuevo idioma, y además funciona como método de aprendizaje en el aula de inglés: existen evidencias científicas que demuestran que la música ayuda a los estudiantes a aprender vocabulario y gramática. Además, juega un gran papel en la interiorización de la nueva lengua, es decir, en su automatización en nuestra cabeza, y por lo tanto, en la consecución del bilingüismo.

oooooo

Razones para incluir la música en el laboratorio de idiomas

Las canciones suelen contener muchas expresiones y mucho vocabulario dirigido a un público de hablantes nativos, con lo cual lo que escuchamos es “auténtico”, es decir, no está escrito para los estudiantes. Esto nos puede resultar de mucha utilidad para una adaptación más rápida al inglés cotidiano.

Por otro lado, con la música desarrollamos el oído: nos familiarizamos con la pronunciación, lo que puede mejorar la nuestra. Y misteriosamente, tiene la virtud de grabarse en nuestra memoria: las melodías y las letras se clavan en nuestra mente y son difíciles de olvidar.

giphy

Cómo preparar actividades con canciones para motivar a tus alumnos

  • Búscalas en sitios como Youtube o Vimeo, hay muchísimos videos entre los que elegir, y puedes encontrarlos también subtitulados. 
  • Seleccionar las canciones adecuadamente es importante: deben utilizar un lenguaje de uso general, no excesivamente difícil, ni tampoco ser cantadas demasiado rápido. Y si consigues que sea música de su gusto, mucho mejor. Así disfrutarán de verdad del aprendizaje.
  • Utiliza bancos de letras de canciones para tener el soporte “físico” para entenderlas. Que lean, entiendan y busquen las palabras que no conozcan. Esto les ayudará a mejorar la comprensión.
  • No confíes en todas las transcripciones de las letras. No todos los sitios web tienen una letra cien por cien correcta. Lo mejor es que compares varias, y si las letras coinciden, la garantía de corrección es mayor.
  • Repite las canciones, el objetivo es disfrutar, pero también aprender. Y con la repetición aumentamos el aprendizaje.
  • Que canten las canciones para practicar la pronunciación. ¡Sin miedo!
  • Que tus alumnos incorporen esta actividad a su vida cotidiana, cada día, y verás cómo avanzan.

Desde Bilingüismo y Tecnología, proponemos la música como arma potentísima para aprender idiomas. Siempre ha de formar parte de los recursos de un laboratorio de idiomas.

002

Esta entrada fue publicada en Juegos y ejercicios didácticos de idiomas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *