Las cuatro habilidades del lenguaje y su implicación en el aprendizaje del inglés

El lenguaje es el instrumento del pensamiento y el aprendizaje. Con las habilidades lingüísticas recibimos información y la proporcionamos, y construimos nuestra realidad.

Cuáles son y en qué consisten las habilidades básicas del lenguaje

  • La escucha. Existe una gran diferencia entre oír y escuchar: oír es percibir vibraciones de sonido; escuchar implica entender y dar sentido a lo que se oye.
  • El habla. Los niños desarrollan esta habilidad lingüística automáticamente escuchando a sus familiares. Empiezan a relacionar de una forma natural un conjunto de sonidos específicos con un significado concreto. Una buena base para el éxito académico es una gran exposición al lenguaje: los niños cuyos padres les han hablado más, llegan más preparados para asimilar conocimientos a la escuela.
  • La lectura. El desarrollo de la lectura es la clave para un buen aprendizaje en todas las áreas de conocimiento. Es absolutamente necesario comprender lo que se lee para asimilar los contenidos.
  • La escritura. Es la forma de poner sobre un papel las palabras habladas. Es el proceso de enseñanza más largo para un niño.

A medida que crecemos, los humanos vamos perdiendo la capacidad para absorber cualquier idioma y nos centramos en los códigos de nuestra lengua materna. Cuando aprendemos nuestra lengua materna lo hacemos principalmente escuchando, luego hablando y más tarde leyendo y escribiendo. Sin embargo, al aprender inglés u otra lengua que no sea la nuestra, debemos desarrollar las cuatro habilidades conjuntamente. El laboratorio de idiomas proporciona herramientas para que el profesor desarrolle cada una de esas habilidades con sus alumnos.

Aprender idiomas desarrollando las cuatro habilidades

  • La comprensión auditiva es clave, y puede considerarse la base de las demás. Mientras mayor sea la capacidad del estudiante de comprensión auditiva, mayor será su capacidad de desarrollar las demás habilidades. En el laboratorio de idiomas, el profesor puede distribuir audio y vídeo en tiempo real a sus alumnos, creando diferentes grupos de trabajo para luego realizar actividades altamente motivadoras.
  • La lectura, por otro lado, proporcionará una “estructura mental” y dará riqueza al vocabulario, que beneficiará al habla. El profesor dispone de funciones en el laboratorio de idiomas que le permiten mostrar un documento a toda la clase durante un tiempo determinado y así conseguir que los alumnos mejoren su agilidad y comprensión lectora.
  • La escritura dará importancia al mensaje y a su presentación. Requiere de una comunicación más pausada, más elaborada, en la que el estudiante tiene tiempo de elaborar el mensaje. El profesor puede activar diferentes funciones como el chat grupal, donde cada grupo de alumnos pueden compartir ideas y realizar actividades colaborativas sobre un mismo trabajo.
  • Por último, hablar es el objetivo principal del estudiante. El habla se alimentará especialmente de todos los recursos de que podamos dotar al estudiante: mientras más lea y escuche mayores serán sus progresos. Se puede decir que el habla es el resultado más claro de la suma de todos los recursos materiales invertidos. En un aula tradicional en ocasiones es complicado conseguir que los alumnos mantengan conversaciones fluidas y motivadoras. El laboratorio de idiomas permite al profesor crear grupos y parejas de conversación donde el límite lo pone la imaginación. Además el laboratorio de idiomas permite grabar simultáneamente todas estas actividades para luego ser escuchadas y evaluadas por los propios alumnos.

Desde Bilingüismo y Tecnología, damos mucha importancia al desarrollo de las cuatro habilidades para aprender idiomas, y para ello proponemos la utilización de todos los recursos y novedades tecnológicas de que dispone un laboratorio de idiomas.

 

Publicado en Laboratorio de Idiomas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Aprender inglés con música (Parte I – Introducción)

El inglés puede ser muy divertido si ponemos en marcha medios diversos, entre ellos la música. La música hace más amena la adquisición del nuevo idioma, y además funciona como método de aprendizaje en el aula de inglés: existen evidencias científicas que demuestran que la música ayuda a los estudiantes a aprender vocabulario y gramática. Además, juega un gran papel en la interiorización de la nueva lengua, es decir, en su automatización en nuestra cabeza, y por lo tanto, en la consecución del bilingüismo.

oooooo

Razones para incluir la música en el laboratorio de idiomas

Las canciones suelen contener muchas expresiones y mucho vocabulario dirigido a un público de hablantes nativos, con lo cual lo que escuchamos es “auténtico”, es decir, no está escrito para los estudiantes. Esto nos puede resultar de mucha utilidad para una adaptación más rápida al inglés cotidiano.

Por otro lado, con la música desarrollamos el oído: nos familiarizamos con la pronunciación, lo que puede mejorar la nuestra. Y misteriosamente, tiene la virtud de grabarse en nuestra memoria: las melodías y las letras se clavan en nuestra mente y son difíciles de olvidar.

giphy

Cómo preparar actividades con canciones para motivar a tus alumnos

  • Búscalas en sitios como Youtube o Vimeo, hay muchísimos videos entre los que elegir, y puedes encontrarlos también subtitulados. 
  • Seleccionar las canciones adecuadamente es importante: deben utilizar un lenguaje de uso general, no excesivamente difícil, ni tampoco ser cantadas demasiado rápido. Y si consigues que sea música de su gusto, mucho mejor. Así disfrutarán de verdad del aprendizaje.
  • Utiliza bancos de letras de canciones para tener el soporte “físico” para entenderlas. Que lean, entiendan y busquen las palabras que no conozcan. Esto les ayudará a mejorar la comprensión.
  • No confíes en todas las transcripciones de las letras. No todos los sitios web tienen una letra cien por cien correcta. Lo mejor es que compares varias, y si las letras coinciden, la garantía de corrección es mayor.
  • Repite las canciones, el objetivo es disfrutar, pero también aprender. Y con la repetición aumentamos el aprendizaje.
  • Que canten las canciones para practicar la pronunciación. ¡Sin miedo!
  • Que tus alumnos incorporen esta actividad a su vida cotidiana, cada día, y verás cómo avanzan.

Desde Bilingüismo y Tecnología, proponemos la música como arma potentísima para aprender idiomas. Siempre ha de formar parte de los recursos de un laboratorio de idiomas.

002

Publicado en Juegos y ejercicios didácticos de idiomas | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

El laboratorio de idiomas como potenciador de la inmersión lingüística

Partimos de la base que el compromiso para avanzar en aprender inglés está adquirido. Pero ello implica además trabajo y constancia. A partir de ahí, se inicia el camino. Por todos es bien sabido que la mejor manera de aprender un idioma es la inmersión lingüística, lo que implica rodearte y envolverte en el idioma. Y si esta inmersión viene reforzada por la presencia de un laboratorio de idiomas, los resultados se optimizan. Desde Bilingüismo y Tecnología, te explicamos esta sinergia con detalle.

 

Qué aporta un laboratorio de idiomas

Para hablar bien inglés hay que estudiarlo intensamente y con constancia. Esto no es tarea fácil, por eso es muy importante la motivación. Un laboratorio de idiomas aporta mucha más eficacia que la enseñanza tradicional, y por tanto más resultados y más motivación del estudiante. Gracias a actividades orales en grupo y combinadas con recursos multimedia, se fomenta la participación de los alumnos y se potencia la parte práctica, pilar fundamental. La teoría es importante, pero la práctica es lo que realmente afianza el conocimiento.

Un laboratorio de idiomas integra muchas actividades diferentes, a través de la utilización de material multimedia y todo tipo de software para aprender inglés. Es decir, el aprendizaje puede llevarse a cabo a través de infinidad de tipos de materiales didácticos, todos los soportados por la tecnología, pero buscando siempre la máxima calidad de los mismos.

 

¿Cómo rodear a tus alumnos, envolverlos y sumergirlos en la burbuja de un idioma como el inglés? Claves:

  • Intenta que piensen en ese idioma, ponedlo en práctica escribiendo un e-mail, escuchando música o la radio.
  • Tener compañeros motivados es también un elemento importante, tener a alguien con quien puedas hablar, observar sus avances y que esa persona observe los tuyos. En cuanto veas que puedes mantener una pequeña conversación con otra persona, la recompensa te motivará aún más.
  • Motívalos para que usen el nuevo idioma, el inglés, de forma creativa: divertirse aprendiendo es una muy buena idea. Componer una canción, escribir una historieta…
  • Transmite que no se debe tener vergüenza. Arriesgarse y no tener miedo a cometer errores. Nunca hablarán inglés si no se exponen a fallar y a situaciones embarazosas: que no duden en hablar con un nativo en inglés, pedir la comida, hacer chistes…

 

La inmersión lingüística facilita el bilingüsimo

El objetivo es desarrollar con la mayor naturalidad las cuatro habilidades básicas para comunicarnos: la comprensión auditiva, el habla, la lectura y la escritura. Desde Bilingüsimo y tecnología, proponemos el laboratorio de idiomas como potenciador de la inmersión lingüística, para sacar el máximo rendimiento de nuestras capacidades y conseguir el bilingüismo.

 

Publicado en Laboratorio de Idiomas | Etiquetado , | Deja un comentario